Sentimiento familiar

La joya es el símbolo de un sentimiento. Puede ser fruto de un autorregalo, el llamado amor propio. También suele ser el resultado de un compromiso, derivado del amor conyugal o incluso producto de la romántica espera de dos amantes.

Siempre hay una historia detrás de una joya. No siempre la conocen a la perfección los herederos de la misma, pero al poseerla saben que algo maravilloso contenía. Cuando algo se guarda por muchos años, es fruto del sentimiento que conserva su propietario.

Por lo general, una joya de oro ha podido sobrevivir al paso del tiempo. Sabemos que un material de alta calidad puede contra las inclemencias de los años. Pero solo el sentimiento puede pervivir tan prolongadamente. Mientras que para algunos el amor eterno es un simple mito, para otros, generalmente los herederos de esa historia, es real, gracias a la prueba que durante años han conservado en el seno familiar.

 

Información recogida de: García Joyeros - El valor sentimental de las Joyas

http://blog.garciajoyeros.com/el-valor-sentimental-de-las-joyas/